viernes, 16 de octubre de 2015

Recomendaciones de anime Otoño 2015 parte 1


Young Black Jack

Al final del artículo les dejo un vínculo para quienes no sepan sobre Black Jack, en esta nota baste decir que es una de las mejores creaciones de uno de los mejores mangakas en la historia, me refiero por supuesto al manga no kamisama: Osamu Tezuka.


Desde el 2011 Yoshiaki Tabata ha sido el encargado de escribir una precuela del famoso cirujano pirata con cierto éxito (sin final al día hoy, punto menos), y ahora el mismísimo estudio Tezuka Productions se suma a la tarea de hacer la animación dirigida por la señora Mitsuko Kase a quien le debemos la memorable SaiKano (2002). Sin embargo esta es la clase de proyecto que así como puede salir muy bien puede salir muy mal. Ponerse a divagar sobre personajes tan relevantes en la historia del medio no puede ser sino un bisturí de doble filo. Los primeros capítulos pintan bien, si logran mostrar esa vulnerabilidad en un personaje que conocíamos casi invulnerable y sobre todo si logran dar respuestas plausibles a las interrogantes que teníamos sobre su pasado estaremos frente a una de las animaciones más importantes del año. La verdad suena un poco difícil pero bien vale darle una oportunidad.

**para saber más de Black Jack

 

Utawarerumono: Itsuwari no Kamen

Es una de las iteraciones basadas en el juego franquicia del estudio Leaf a quien si bien le debemos el guion original de To Heart (1997) siempre he pensado que el mérito de esa animación pausada fue de Naohito Takahashi y del estudio Oriental Light and Magic. En fin, la saga de “Los rostros falsos”  (Itsuwari no Kamen) corre a cargo del estudio White Fox quienes en épocas recientes han creado animaciones de la calidad de Jormungand (2012) y Akame ga kill! (2014) y dirigida por el experimentadísimo Keitaro Motonaga quien hizo un trabajo decente dirigiendo la primera pero lleva a cuestas la discutible School Days (2007).

La historia inicia con un chico quien despierta no se sabe dónde, no se sabe cómo y sin saber, por supuesto, nada de su pasado, su presente y de su futuro inmediato solo sabe que una especie de ciempiés gigante está a punto de engullirlo, claro que cómo es el primer capítulo logra escapar con la ayuda de una chica con cola y orejas de gato quien asumirá la tarea de cuidarlo como a un cachorro extraviado. La serie, pues, nos explicará el mundo en el que el chico ha despertado y poco a poco nos revelará el pasado del protagonista mientras, por lo menos así lo espero, la chica gato y él se enamoran y al mismo tiempo habrá una trama en dónde los dos “enamorados” salvaran al pueblo, la ciudad, al mundo o por lo menos a algunas personas.

Animación y música son de una calidad normal sólo esperamos que haya algo diferente, intrigante en este mundo y personajes desconocidos y no solo las mismas respuestas sin gracia que provocan la frustración del espectador insatisfecho.

 

Subete ga F ni Naru: The perfect insider

Todo se convierte en F: el espía perfecto. Es una novela escrita en 1996 por Hiroshi Mori escritor prolífico a quien le debemos la serie de Sky Crawlers llevada a la animación en el 2008 por el maestrísimo Mamoru Oshii. Así que, de antemano, podríamos pensar que historia sí hay. Y creo que por director no va a quedar pues tenemos al buen Mamoru Kanbe quien ha llevado a buen puerto las nada desconocidas Card Captor Sakura (1998) y SO RA NO WO TO (2010)… entonces ¿qué podría salir mal? La verdad que una serie que empieza con un monólogo que incluye frases como “ella siempre estaba pensando, acerca de quién era, de dónde había venido” se pone encima la pesada carga de una historia existencialista que muy pocas animaciones en la historia han podido ejecutar con éxito, el resultado suele ser un serial aburrido con aires de grandeza. La historia pues, trata de científicos geniales, de preguntas profundas y de romances complejos. Esta animación tiene todo lo  necesario para ser muy, muy buena. El que lo logre es definitivamente otra cosa. Yo la vería nada más por la necesidad de ver una animación que exija la concentración del espectador y claro porque la música de Kenji Kawai (músico de cabecera de Oshii) no se da todas las temporadas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario