jueves, 8 de octubre de 2015

Los mangas más vendidos - Black Jack


La primera obra maestra real del conteo, con solo 17 volúmenes publicados (menos de la mitad de Dragon Ball) y la única que ha vendido más de 50 millones de ejemplares con tan pocos volúmenes. De hecho ha vendido más de 176 millones. No podía ser otra sino Black Jack del manga no kamisama (dios del manga), Ozamu Tezuka.

El Maestro quería celebrarse su aniversario 30 como mangaka y decidió hacer unos 5 episodios sobre un médico Pirata (con mayúscula). Tezuka-sama era, por supuesto, médico titulado y con licencia para ejercer entre manga y manga. Como le gustaba la medicina y tenía muchísima imaginación se creó un personaje que fuera el médico que él siempre quiso ser y lo llamó: Black Jack.

Este personaje digno de la genialidad de Tezuka-sama es por definición ambivalente. No solo físicamente dónde tiene cabello blanco y negro, una parte de piel muy clara y otra más morena. También es ambivalente en sentido moral precisamente por eso es Pirata, porque no quiere que la ley lo restrinja y por eso es el médico favorito del bajo mundo. Black Jack tiene su propio código de justicia y su punto de vista es el único punto de vista válido. Nada le prohíbe cobrar millones de dólares cuando lo cree justo, y nada le prohíbe hacer una operación por un año de sake gratis.

Siendo el mejor cirujano en el mundo nadie, o casi nadie, fallece sin su consentimiento. No solo es capaz de hacer las cirugías de mayor dificultad con total éxito sino que sus habilidades fuera de este mundo lo hacen vencedor incluso cuando sus intervenciones se encuentran con fenómenos paranormales.

Black Jack es un manga de acción pero eso no lo hace menos profundo. Todos sus episodios, que son de entre 20 y 30 páginas, lidian con problemas y situaciones que van más allá del entretenimiento, claro, no en balde estamos hablando del manga no kamisama. Estas situaciones, no en pocas ocasiones, nos llevan a la reflexión profunda sobre la vida y la muerte, sobre el bien y el mal.

Sus casos no son para nada comunes y así como pueden incluir a las personas más adineradas del mundo también a las más humildes, e incluso las operaciones más tradicionales como un trasplante de córnea pueden y de hecho traen las complicaciones más inesperadas.

De aquellos 5 episodios que fueron planeados Tezuka-sama publicó más de 200 y en lo que a ventas de volúmenes se refiere es su creación más popular. Incluso por arriba de Tetsuan Atom (Astro Boy) el cual está unos cinco lugares más abajo. No tan seria como Budha esta serie de historias nos ponen en contacto con conflictos humanos muy interesantes pues no hay nada mejor para valorar nuestra vida que estar al borde de la muerte, y ese hombre de cabello blanco y negro es quien decidirá por el poder que le dan su conocimiento, habilidad y de acuerdo a su muy particular sentido de justicia.

Black Jack es ambivalente en casi todos los sentidos. A pesar de que ahora lleva una vida bastante desahogada tiene un pasado tristísimo. Hasta su salvador resulta igualmente ambivalente: por un lado salvándole la vida y por el otro anteponiendo su prestigió a la salud de Kurou (nombre real de Black Jack). Aún más, este hombre héroe y villano a la vez, termina enseñándole una lección final a nuestro doctor pirata.

Si son aficionados al manga podrán no leer One Piece o Dragon Ball pero Black Jack es imperdible. Toda una cátedra de cómo hacer un manga por un tipo que por alguna razón le llaman el dios del manga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario